La fuerza de la amabilidad en la lucha social

Me siento desolado ante el acto de crueldad que terminó con la vida de George Floyd el pasado 25 de mayo en Minneapolis, EEUU. Los disturbios son algo inevitable, diría yo, debido a una desigualdad y un cisma social que se ha puesto aún más de manifiesto con la pandemia del Covid-19, y fomentada por actitudes de muchos que no favorecen el diálogo.

Es un error pensar que son otros vecindarios, otra gente... otro país. Ocurre en todas partes: en Chile, en España, en México,, en Minneapolis, y nos afecta a todos. Decía ML King Jr. que la injusticia en un lugar es una amenaza para la justicia en todas partes. Todo esto, más allá de la brutalidad de una persona, describe en mi opinión el carácter de nuestros tiempos.

Pero pensar que no tenemos ningún impacto en este odio y en este sistema injusto es igual de errado y significa renunciar a la búsqueda personal de nuestra salud, felicidad y paz que está a nuestro alcance. Mi propuesta sigue siendo defender el impacto de la amabilidad y traerla a cómo nos relacionamos con nosotros mismos, con otros y con nuestro mundo. Amabilidad con las personas, que condena tajantemente y corrige  acciones despreciables y entiende y posiblemente redime a sus actores. "El amor es la única fuerza que transforma a nuestros enemigos", palabras también de ML King Jr.

Estoy convencido de que el verdadero enemigo no es el poder blanco/machista/homófobo, etc. sino el poder a secas; la obsesión con "el ojo por ojo" y con resolver los problemas a base de palos. No hay otra manera, sugieren muchos. A pesar de que a menudo repetimos que "la violencia engendra violencia", practicamos la intolerancia con los intolerantes. Nos permitimos ser violentos, con nuestras palabras y actitudes, por una causa "justa" y nos llenamos el pecho de esta rabia que consideramos legítima. Esto es ignorancia, como la ignorancia del hombre que asesinó a George Floyd.

Si es ignorancia, se puede informar, rectificar, mejorar, sí, con AMABILIDAD, empezando a practicarla con nosotros mismos y con los que gruñen y, quizá, algún día, con los que asesinan. Es la amabilidad, el amor, la única fuerza que traerá la justicia, como sugirió y practicó ML King Jr. Algunos proponen educar a nuestros hijos en los valores de la paz y de la justicia pero olvidan que también es posible y necesario entrenarnos a nosotros mismos, aunque solo sea para educarlos a ellos.

Hay quienes me han llamado ingenuo, idealista, e incluso charlatán por defender esta idea y, a veces, equivocarme cuando la practico, lo cuál es inevitable pero no la convierte en errónea. Sin embargo, yo pienso que en realidad son los que defienden actitudes y acciones de venganza los que no tienen los pies en la tierra, no viendo que éstas contribuyen al problema y nos conducen inevitablemente a la aniquilación. "Ojo por ojo" y el mundo terminará ciego.

Me siento triste pero estoy tranquilo; tengo la claridad a la que, trágicamente, George Floyd posiblemente ya no tiene acceso. Era también ML King Jr. el que decía "la verdad sin armas y el amor incondicional tienen la última palabra en describir la realidad. Por eso, la razón, incluso vencida temporalmente, es mucho más fuerte que el mal, aunque éste triunfe".

Gracias por leer y soportar estos discursos míos y, por lo tanto, practicar la amabilidad conmigo. ️️